Anaquel Austral 
 
 Actas
 Nacional
 Internacional
 Realidad
 
 Publicaciones
 Ensayos
 Crónicas
 Entrevistas
 
 Memorial
 
 Catastro
 Ensayos
 Novelas
 Cuentos
 Entrevistas
 Micrónicas
 Relaciones
 Biografía
 
 Poesías
 Apuntes
 Poemas
 El Poema
 
 Epistolarios

Página Anterior Página Principal Buscar Archivo Correo del lector
Entrevistas
Secciones
Publicaciones
 
Neruda inagotable
Virginia Vidal: memoria crepitante
García Márquez: Justicia poética para Rubén Darío
El cine de Valeria Sarmiento
Alejandra Arce: “Homero Arce era la persona más importante en la vida de Pablo Neruda”
Segundo Encuentro con Gioconda Belli
Elena Pedraza: ejemplo de conducta comunista

Publicaciones : Entrevistas

Versión impresora


El cine de Valeria Sarmiento
Carla Ulloa Inostroza*)

Valeria Sarmiento nació en Valparaíso, actualmente tiene 64 años de edad, y es autora de decenas de películas. Este año ha sido nominada a los premios Óscar por “Las líneas de Wellington”, película que representa a Portugal en dicha competencia y que trata la invasión napoleónica en ese país. Casada con Raúl Ruiz y de trayectoria bien conocida en los círculos cinéfilos, ha sido muchas veces injustificadamente clasificada como "la mujer de". Valeria Sarmiento sobresale por su obra, posicionándose a nivel mundial como una de las realizadoras contemporáneas más prolíficas. Desde 1973 vive en el extranjero, sin embargo, siempre vuelve a Chile, conservando intacto su acento natal. Se podría discutir que sea una realizadora “chilena” o si se quiere “latinoamericana”, ya que vive en París desde hace 40 años y sus películas las ha hecho con capitales y en países distintos, pero inequívocamente Chile y Nuestra América atraviesan su perspectiva fílmica.

Inicios.

La infancia de Valeria Sarmiento transcurrió en una ciudad cinematográfica: Valparaíso. Desde pequeña tuvo acceso al cine y cuenta que vio bastantes películas gracias a que su padre era un admirador del séptimo arte. Según la directora lo que guarda de su juventud porteña “es la capacidad de soñar, ponerse frente a la bahía, frente al mar y viajar”. De su educación considera que no rescata mucho, ya que esta no fue muy buena ni le agradaron los colegios donde estuvo. En su juventud pudo leer bastante y ver mucho cine. Estudió filosofía pero cuando se abrió la Escuela de Cine de Valparaíso en 1968, decidió ingresar. Un año después, contrajo matrimonio con Raúl Ruiz y parte de su trabajo lo desarrolló junto a él (se conocieron cuando Ruiz recién había realizado su primera película). Ambos se ayudaron en sus trabajos y crecieron juntos en el oficio. Desde 1969 a 1973 Valeria trabajó en Chile como montajista, de obras como "Palomita Blanca", y realizando cortometrajes. Su primer documental, “Un sueño como de colores” (1972) trató sobre las mujeres que hacían striptease en los cabarés de Valparaíso, justo cuando en la escena chilena predominaba el cine político.

La obra.

Las películas de Valeria Sarmiento abarcan tanto el registro documental como el de ficción, incluyendo también adaptaciones históricas y series para televisión. Es una realizadora en sentido amplio, pues además de desempeñarse como directora, es también experta montajista y ha sido guionista, actriz y productora, también ha participado como jurado y competidora en los festivales de cine más importantes del mundo.

Gran parte de su obra ha estado atravesada por las historias de mujeres, tanto en lo colectivo como en lo individual. En este sentido, su largometraje más difundido es “El hombre cuando es hombre” (1982), película que retrata el machismo latinoamericano y la violencia de género. Filmada en Costa Rica, único país que por entonces le daba visa, le valió una gran controversia, ya que el embajador de ese país declaró en Le Monde que ella era persona non grata, cuando una cadena de la televisión pública francesa transmitió el film. Diez años después Sarmiento retornó a Costa Rica (por encargo de las Naciones Unidas) para hacer una película sobre las poblaciones construidas para mujeres, por una fundación que les entregaba casas a la que, tras separarse de sus maridos, quedaban sin un lugar donde vivir. En ese momento “El hombre cuando es hombre” volvió a ser mostrada a las costarricenses y la recepción fue muy buena. Esta película todavía se estudia en las universidades de Estados Unidos como una herramienta de análisis del machismo latinoamericano. Otras de sus películas sobre mujeres son “Mi boda contigo” (1984), adaptación de Corín Tellado; “La dueña de casa” (1975), su primer largometraje fuera de Chile donde reflexiona sobre los papeles que las sociedades tradicionales han asignado a las mujeres; “Ella” (1995); “El desconocido de Estrasburgo” (1998), que protagonizan Charles Bening y Ornella Mutti; “Rosa La China” (2002), ambientada en la Cuba de los cincuenta, definida por la autora como un homenaje a la radionovela y a la novela rosa, y “Latin Women Beat in California” (1992).

Su primera película filmada en Chile, luego del exilio, y el único largometraje exhibido comercialmente aquí es “Amelia López O`Neil” (1991) proyecto que iba a ser filmado en Portugal, pero finalmente fue realizado en Valparaíso. La trama se centra en dos hermanas que se enamoran del mismo hombre. Según cuenta Valeria, grabar esta película significó una experiencia impresionante para ella, ya que en ese año se producía el fin de la dictadura.

Al año siguiente Sarmiento dirigió el documental “El planeta de los niños” (1992), que retrata, desde una perspectiva crítica, las Escuelas de Pioneros en Cuba y el sistema educativo de la Revolución. En estos colegios se educaba a los mejores estudiantes de la isla a través del esparcimiento y el juego, practicando los oficios que se deseaban hacer en el futuro. A pesar de haber pasado veinte años desde su estreno, esta película es sumamente actual en Chile, ya que hoy se producen fuertes cuestionamientos al centro “Kidzania” (una versión neoliberal de juegos para niños) y al modelo educativo imperante.

Otro de sus aclamados documentales es “Carlos Fuentes: Un viaje en el tiempo” (1998), donde se aborda el personaje y la obra del célebre escritor mexicano. En un viaje desde la capital azteca hasta Veracruz, se analiza el México del imaginario de Fuentes. Esta obra, producida para la serie “Los escritores del siglo XX”, también se encuentra en el centro de la actualidad, en momentos donde los homenajes a Carlos Fuentes se multiplican, a propósito de su muerte ocurrida el año pasado. En la misma línea realizó “El Louvre con Miquel Barceló” (2004), sobre la exposición de las acuarelas que el pintor creó para ilustrar La Divina Comedia, convirtiéndose en el primer artista contemporáneo vivo que expuso en el museo parisino. Últimamente dirigió “Secretos” (2008), una comedia negra que trata de un ex-militante izquierdista que vuelve a Chile a saldar cuentas con su conciencia. A propósito de la visión escéptica de Valeria Sarmiento, ésta se nota en su actual mirada del aniversario de los 40 años del golpe de estado. Para ella la catarsis es valiosa; sin embargo, el festival del perdón la deja perpleja.

Su más reciente obra es “Las líneas de Wellington” (2012), proyecto que Raúl Ruiz había ideado y que se hallaba en ciernes al momento de su fallecimiento (producido en agosto del 2011). Valeria Sarmiento llevó a cabo toda esta obra simultáneamente a su duelo, dirigiendo a un importante equipo técnico y a un elenco de estrellas internacionales. Este film suele ser mencionado como la película póstuma de Ruiz, sin embargo, la realidad es que Sarmiento tomó un proyecto que solo existía en ideas y lo adaptó bajo sus propias nociones cinematográficas, teniendo como resultado una nominación al Óscar.

Retrato íntimo de la cineasta

Elie Godoy es artista y su esposo Waldo Rojas poeta y profesor de historia en la Universidad Paris-Sorbonne. Ambos llegaron al exilio en París junto con Raúl Ruiz y Valeria Sarmiento, con quienes forjaron una amistad entrañable. Waldo conoció a Raúl en una escuela de verano organizada por el poeta Gonzalo Rojas en el año 1961 y desde ahí se convirtieron en grandes amigos, además Waldo fue su padrino de matrimonio. Elie es muy cercana a Valeria. Durante décadas han sido vecinos en París, compartiendo viajes y semana tras semana míticos almuerzos dominicales. Estos cuatro amigos han construido un nexo indestructible atravesado por el temprano exilio, el amor al arte, la buena cocina y un excelente sentido del humor. Waldo es traductor del libro de Raúl Poética del cine y autor de un bolero en la película de Valeria “Amelia López O`Neil”, junto a Elie Godoy han sido testigos privilegiados del trabajo de ambos directores e inclusive han participado en filmaciones de la pareja. Ellos definen a Valeria como una cineasta incansable, discreta, reservada, que nunca deja cosas para mañana, es decir, muy ordenada y práctica. Consideran que Valeria y Raúl funcionaron con sus trabajos fílmicos como “repúblicas independientes”, destacando que Sarmiento hizo del montaje de las películas Ruiz una ciencia particular, con calidad técnica impecable.

Ausencia/Presencia de Sarmiento en Chile

Los reconocimientos a la trayectoria de Valeria Sarmiento en el extranjero, no han tenido correlación en nuestro país. Como bien apunta José Miguel Palacios, el cine de las directoras chilenas sigue siendo un terreno desconocido e inexplorado, tanto por el público como por críticos y especialistas chilenos. El desconocimiento responde principalmente a un problema de acceso. Por diversas razones, es muy difícil que los espectadores y/o investigadores residentes en Chile tengan la oportunidad de ver sus películas. Simplemente no están al alcance de la mano, ni tampoco se encuentran en espacios institucionales como nuestras cinetecas y archivos fílmicos. En el mismo sentido Iván Pinto señala que la obra de Valeria Sarmiento “está absolutamente ausente del circuito chileno y además ha tenido varias exclusiones, primero durante el gobierno de la Unidad Popular y luego por el hecho de ser exiliada. En la actualidad porque su trabajo serio, formal, comprometido no tiene cabida en el campo cultural chileno”. A esto suma “el docilismo y ninguneo por parte de la televisión nacional al cine chileno, acodando éste a narrativas y dramas de poca complejidad”. Sin embargo, Pinto es optimista ya que “para mi generación se está empezando a conocer sus documentales y ficciones. En el caso de lo primero, llama la atención la presencia de un agudo comentario al tema del género en Latinoamérica desde una perspectiva siempre original y creativa en "El hombre cuando es hombre" y "Dueña de casa" (esta última más bien una ficción). Otro nivel es el de la revisión del melodrama, desde una perspectiva particular, utilizando su estructura para complejizar, y problematizar”.

En referencia al ninguneo que expresa Iván Pinto se puede señalar, por ejemplo, el estreno de la serie histórica “María Graham” que fue transmitida por Chilevisión sin promoción y a un horario insólito (02:00 am) durante dos sábados en el mes de marzo de este año. Es importante tener presente que varias de las series de Sarmiento han sido encargadas por la televisión pública alemana y francesa y adecuadamente exhibidas por éstas. En este sentido, el reciente bochorno de Televisión Nacional frente a la inadecuada transmisión de “Nostalgia de la Luz” (2010) de Patricio Guzmán , es otro de los varios ejemplos del ninguneo a los cineastas chilenos. La falta de prolijidad en la programación de la televisión abierta deja enormes insatisfacciones en los espectadores y cuestiona seriamente la calidad de los canales nacionales.

Reconocimientos y próximos proyectos de la cineasta.
En septiembre de este año Valeria Sarmiento presidió el jurado de la competencia oficial del Festival de Cine de Mujeres de Salé, en Marruecos. En octubre el Festival Internacional de Cine de Valdivia, edición número 20, estuvo dedicado a las directoras chilenas Valeria Sarmiento, Marilú Mallet y Angelina Vázquez. Las tres grandes del cine chileno fueron homenajeadas en esta versión, con la presentación de algunas de sus obras referentes al exilio chileno, y es que la mayoría del trabajo de estas cineastas se ha desarrollado fuera del país como consecuencia de la dictadura (Sarmiento partió a Francia, Vázquez a Finlandia, y Mallet a Canadá). De las obras de Valeria Sarmiento escogidas para la muestra en Valdivia se presentaron “La dueña de casa” (1976), “El hombre cuando es hombre” (1982) y “El planeta de los niños” (1992). Esta revaloración se produce a partir de la investigación y curatoria realizada por un grupo de académicos conformados por José Miguel Palacios, Eli Ramírez y Catalina Donoso, que tuvo como principal resultado un creciente interés del público. Junto con este reconocimiento en Valdivia, durante este año el Instituto de Arte de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso ha estado implementando una sala especial en su biblioteca, donde funcionará a partir de marzo 2014 el Archivo “Ruiz-Sarmiento”, abierto a todos los investigadores interesados en estudiar la obra de estos dos cineastas. En dicha sala, que ya se encuentra construida e implementada, se trabaja en estos momentos en la digitalización de textos y adquisición de libros y películas. El archivo contará también con una biblioteca de cine, una filmoteca de otros autores, y con los libros en los que están basadas algunas películas de ambos directores. Según Bruno Cuneo, director del Archivo Ruiz-Sarmiento, actualmente la obra de Valeria es de gran interés, por lo cual el principal objetivo del archivo es promover su difusión en Chile.

Valeria Sarmiento trabaja actualmente en la versión cinematográfica de su serie histórica basada en el "Diario de mi residencia en Chile", de María Graham (escrito durante los años 1822 y 1823). Consultada por el resguardo de su obra, Valeria señala que no le preocupa especialmente, porque en Francia la mayoría de los negativos ya están guardados, excepto por “Un sueño como de colores” que está definitivamente perdido. Ahora su principal preocupación es la obra de Raúl Ruiz y la creación del fondo de su obra en la Cinemateca francesa, por ello se encuentra preparando la retrospectiva que allí se presentará en un gran homenaje a desarrollarse el 2015.

Bibliografía

Mouesca, Jacqueline. Una cineasta que no quiere ser transparente. Conversación con Valeria Sarmiento. Araucaria de Chile, número 31, Madrid, 1985.
Palacios, José Miguel. Valeria Sarmiento y Marilú Mallet. Dos cineastas, dos mujeres. La Fuga. Disponible en http://www.lafuga.cl/valeria-sarmiento-y-marilu-mallet/632
Pinto, Iván. Entrevista a Valeria Sarmiento “El machismo una lo sufre en América Latina desde que nace”. La Fuga. Disponible en http://www.lafuga.cl/valeria-sarmiento/638
Torres, Patricia. Mujeres detrás de cámara. Una historia de conquistas y victorias en el cine latinoamericano. Nueva Sociedad, número 218, noviembre-diciembre, 2008.
Ulloa, Carla. Entrevista a Miriam Heard guionista y protagonista de serie inspirada en Diario de mi Residencia en Chile durante 1822 de María Graham. Mujeres Viajeras, octubre, 2011. Disponible en http://historiasmujeresviajeras.blogspot.com/2011/10/entrevista-miriam-heard-guionista-y.html

Nota: Para la elaboración de este artículo se entrevistó a Valeria Sarmiento, Iván Pinto, Bruno Cuneo, Elie Godoy y Waldo Rojas.

*Profesora de Historia
Magíster en Estudios Latinoamericanos
Universidad de Chile

Publicado en Revista Occidente N° 434, noviembre 2013, páginas 55-60.






Subir
 Referencia
Carla Ulloa Inostroza*).  "El cine de Valeria Sarmiento."  Anaquel Austral. Ed. Virginia Vidal. Santiago : Editorial Poetas Antiimperialistas de América.   19 de Diciembre de 2013.
 <   >
© Derechos Reservados