Anaquel Austral 
 
 Actas
 Nacional
 Internacional
 Realidad
 
 Publicaciones
 Ensayos
 Crónicas
 Entrevistas
 
 Memorial
 
 Catastro
 Ensayos
 Novelas
 Cuentos
 Entrevistas
 Micrónicas
 Relaciones
 Biografía
 
 Poesías
 Apuntes
 Poemas
 El Poema
 
 Epistolarios

Página Anterior Página Principal Buscar Archivo Correo del lector
Crónicas
Secciones
Publicaciones
 
Guapos de verdad
El Ángel de Chile
Violeta Parra ya tiene museo
"1986: el martirio de Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas"
Conversación
Neruda, un poeta con siete vidas
De Santiago Waria a la Ciudad ajena
"La dura costra de la costura"
Patrimonio Nacional el mural de Julio Escámez
Gabriela Mistral fundó el Liceo N° 6 de Niñas

Publicaciones : Crónicas

Versión impresora


Patrimonio Nacional el mural de Julio Escámez
Virginia Vidal

La declaración como Patrimonio Nacional del mural de Julio Escámez Historia de la medicina y la farmacia en Chile (1957-1958) es el reconocimiento a una obra de arte de singular importancia. Dicho mural se ubica en la a Farmacia Maluje inmueble de conservación histórica en la calle Tucapel N° 676, comuna de Concepción. Su actual propietaria es Marion Contreras Maluje. Fue encargado por su primera dueña, María Mercedes Maluje David –madre de Carlos Contreras Maluje, regidor de Concepción, detenido desaparecido en 1976— y realizado en la doble altura del edificio construido por el arquitecto Javier ‘Maco’ Gutiérrez. Reproduce la historia de la farmacopea en Chile, desde la herboristería mapuche y la farmacia de los jesuitas hasta la enseñanza de medicina en la Universidad de Concepción. En tres paneles, Escámez ofrece una rica síntesis de la vida artística y cultural contemporánea partiendo de la historia local. Retrata a los albañiles que trabajan en el mural y a la intelectualidad: Nemesio Antúnez, Nicanor Parra, Violeta Parra, el, la enfermera Juana Gutiérrez, el arquitecto Maco Gutiérrez, la actriz Orieta Escámez, el doctor Hernán San Martín, el químico farmacéutico, académico y escritor Daniel Belmar, el profesor Alejandro Lipschütz, dundador del Instituto del Cáncer, entre otras personalidades. Fue inaugurado en 1957. Julio Escámez Carrasco nació el 15 de noviembre de 1925 en Antihuala, cerca de Cañete, provincia de Arauco. Pintor, grabador y muralista chileno, su obr incluye numerosos frescos, óleos y grabados —litografía, xilografía y aguafuerte— además ha diseñado escenografías y confeccionado vestuarios para diversas obras de ballet y posee una destacada trayectoria como ilustrador de libros de varios escritores, entre ellos el poeta Pablo Neruda. En Concepción estudió en la academia del profesor Adolfo Berchenko. Colaboró entre 1943 y 1946 con Gregorio de la Fuente, autor del mural “Historia de Concepción”, en la Estación de Ferrocarriles de Concepción. Ayudó a restaurar el Teatro Municipal y se ganó la vida pintando retratos. Luego se trasladó a Santiago, donde continuó sus estudios de arte en la Universidad de Chile, en la que tuvo como maestros a Laureano Guevara en Pintura Mural, a Marco Antonio Bontá en Artes Gráficas, al mismo Gregorio de la Fuente y a Israel Roa. Interesado por la cultura precolombinaviajó a Puro y Bolivia hasta 1953, año en que regresó a Chile y fue contratado como profesor de pintura mural del Instituto de Arte de la Universidad de Concepción,donde además enseñó pintura de caballete, cerámica, grabado y dibujo. En 1956 fue invitado por Nemesio Antúnez a formar parte del grupo "Taller 99". Entre 1955 y 1957 estudió en la Academia de Bellas Artes de Florencia la técnica mural del fresco, especialmente la pintura de los siglos XIV y XVI de Giotto y Piero della Francesca. Luego continuó estudiando en la Academia de Bellas Artes de Düsseldorf, Alemania, donde trabajó en Artes Gráficas y Tecnología de la Pintura, y más adelante siguió estudiando en el Museo de Historia del Arte de Viena, Austria. También estudió en la Universidad Patrice Lumumba, Moscú. Invitado a Rusia, China, Japón e India, tuvo la oportunidad de realizar exposiciones dando a conocer una rica faceta de la vida y cultura de Chile. Dedicó dos años a realizar el fresco Principio y fin, a doble altura, y otros murales a modo de frisos en la sala de sesiones de la Municipalidad de Chillán. El 24 de julio de 1972, fue inaugurado con asistencia del presidente Salvador Allende. Su variedad y riqueza desímbolos abarcaba la realidad nacional y continental desde los tiempos precolombinos hasta la época de la mecanización inhumana. Una especie de cúpula satelital permitía a los detentores del poder advertir y dirigir el desenvolvimiento de existencias humanas y sociedades. La obra no obedecía a una consigna ni a una ilustración panfletaria, sino a la representación del conflicto entre las fuerzas vivas y un aparato implacable, pero caduco. Escámez se entregó a este mural en cuerpo y alma desde 1970 a 1972, aplicando todos sus conocimientos técnicos con el fin de darle perdurabilidad. Sólo la preparación del muro de hormigón armado recubierto de mármol reconstituido con resinas sintéticas demoró cerca de un año y fueron encargados a México los colores acrílicos. Fue destruido por los militares en 1973: no sólo lo picaron, sino que tumbaron el muro. Tras el golpe de Estado de 1973, el pintor se exilió, radicándose en San José, capital de Costa Rica. Durante su ausencia, parte de la obra de Escámez fue abandonada, deteriorada o destruida. En 1975, el antiguo Liceo Enrique Molina Garmendia fue demolido y con él su mural El hombre ante el micro y macrocosmos. En Costa Rica ha realizado en ese país una gran labor artística como profesor de la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Heredia, y asesor ad-honores del Ministerio de Cultura para la restauración y conservación de los monumentos nacionales, inclusive el Museo de Arte de Costa Rica. También se ha dedicado a las Artes Escenográficas. Destacan sus creaciones para la puesta en escena de obras teatrales de Cervantes, Shakespeare y Bocaccio y para el Ballet Nacional de Costa Rica. En 1996 se realizó en nuestro Museo Nacional de Bellas Artes su exposición Retrospectiva Pinturas, Dibujos y Grabados que permitió valorar la riqueza de su obra. Realiza labores de ilustrador y teórico del arte para publicaciones universitarias y libros de diversos autores. Su libro Visiones de la infancia y adolescencia del poeta. Neruda 1906-1921 (sello Editorial Universidad de Concepción) revela no sólo el profundo conocimiento de la vida y obra poética de Neruda sino también su compenetración con la vida y costumbres del pueblo mapuche, con las faenas rurales, la flora y fauna de nuestro país.




Subir
 Referencia
Virginia Vidal.  "Patrimonio Nacional el mural de Julio Escámez."  Anaquel Austral. Ed. Virginia Vidal. Santiago : Editorial Poetas Antiimperialistas de América.   18 de Junio de 2015.
 <   >
© Derechos Reservados